t{ecnicas de relajación

3 técnicas de relajación para combatir el estrés

Combate el estrés con estas tres técnicas de relajación y entérate de los beneficios para tu salud física y emocional.

Este mes celebramos el Día mundial de la relajación pero me resulta difícil hablar de relajación si antes no hablamos de estrés.

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir a uno frustrado, furioso o nervioso.

En pocas palabras, el estrés es la reacción de su cuerpo a un desafío o demanda y por lo tanto es imprescindible para la vida.

Intrínsecamente no es malo. Si, por ejemplo, una persona tiene que realizar una tarea o tomar una decisión y no tiene ese nivel de alerta o de estrés, su rendimiento bajará.

 En el otro extremo, si el nivel de estrés y alerta es más alto del que se tolera, la persona se bloqueará.

Así pues, un poco de estrés “saludable” permite a la persona rendir mejor y ser más resolutiva.

Cuando una persona se ve envuelta por un exceso de situaciones que superan sus recursos, le resulta difícil regresar a la relajación natural.  

En estos casos, el individuo experimenta una sobrecarga que puede influir en el bienestar tanto físico como psicológico y personal.

Cuando el estrés se prolonga mucho tiempo puede causar muchos síntomas, tanto físicos, como psicológicos y emocionales.

La pandemia de Coronavirs ha generado mucho más estrés y con éste se han incrementado los problemas de salud asociados.

Así a la incertidumbre por el futuro, los problemas económicos y la falta de actividad física y social, que ya pueden provocar estrés de por si, se han unido otros factores.

Bondades de la relajación

Bondades de la relajación
Photo by Andrea Piacquadio from Pexels

Aprender a relajarse es la mejor solución para hacer frente al día a día, donde las prisas, los miedos y el estrés son los protagonistas.

La relajación consiste en aflojar el tono muscular y disipar la cabeza hasta llegar a un estado de confort pleno tanto mental como físico.

Existen diferentes técnicas para practicarla, con cualquiera de ellas podemos obtener muchos beneficios:

  • Previene el estrés, la fatiga y el insomnio.
  • Elimina la tensión muscular.
  • Nos ayuda a descansar.
  • Favorece el sueño reparador.
  • Reduce la tensión arterial.
  • Genera una sensación de bienestar.
  • Reduce la tensión emocional.
  • Favorece la ruptura de pensamientos negativos recurrentes.
  • Favorece la concentración, con lo que ejecutaremos mejor nuestras actividades.
  • Aumenta la capacidad de retención en la memorización.
  • Facilita recordar la información.

3 técnicas de relejación infalibles

La relajación la podemos practicar en cualquier momento y casi en cualquier situación.

Como decíamos, existen varias técnicas que podemos utilizar para relajarnos.

El uso de una o de otra dependerá de las preferencias de cada uno, en función de aquella con la que nos sintamos más a gusto o con la que nos resulte más fácil relajarnos.

Aquí te mencionaremos sólo tres de las muchas que existen y que puedes realizar tú solo en pocos minutos y casi en cualquier lugar.

Son ejercicios que tienen por objetivo regular la activación fisiológica cuando sentimos ansiedad y/o estrés.

Es necesario practicarlos constantemente para enseñarle a nuestro cuerpo cómo lograr un estado de relajación.

Estas técnicas pueden ayudarle a tu cuerpo a relajarse y disminuir su presión arterial y su frecuencia cardíaca. Esto se denomina respuesta de relajación.

Recuerda no tienes que hacerlos perfectos, algunas personas se esfuerzan tanto por relajarse que este mismo esfuerzo les produce paradójicamente un aumento en la tensión.

Técnica 1. Basada en la respiración

Técnica de relajación por respiración
Photo by Kelvin Valerio from Pexels

  • Básicamente, consiste en realizar la respiración diafragmática. La posición ideal sería tumbados boca arriba, pero podrías hacerla sentado.
  • Colocamos una mano en el pecho y la otra en el estómago, por encima del ombligo.
  • Inspiramos tratando de que el aire llegue hasta la parte baja de los pulmones, es decir, hasta que la mano que tenemos sobre el estómago se mueva. Luego espiramos el aire poco a poco, tratando de que sea la mano del estómago la primera en bajar, y después la mano que tenemos sobre el pecho.

Técnica 2. Relajación muscular progresiva

Técnica de relagación muscular
Photo by Maksim Goncharenok from Pexels

Básicamente esta técnica consiste en tensar y relajar los distintos grupos musculares, tratando de notar la diferencia entre un estado y otro, y de disfrutar de la sensación que aporta la distensión de los músculos.

Los principales grupos musculares con los que se trabaja son:

  • Frente
  • Ojos
  • Nariz
  • Sonrisa
  • Lengua
  • Mandíbula
  • Labios
  • Cuello
  • Brazo
  • Pierna
  • Espalda
  • Pecho
  • Barriga
  • Cintura

Técnica 3. Relajación en la imaginación

Técnica de relajación por imaginación
Photo by Andrea Piacquadio from Pexels

Consiste en crear una imagen en tu mente que te resulte agradable y relajante, retén la imagen durante algunos minutos.

Puedes agregar una palabra, un pensamiento o una frase que le calme, repítelo una y otra vez, ya sea en voz alta, susurrándolo o simplemente pensándolo. Puedes hacerlo durante unos minutos.

Cualquier técnica que escojas contribuye a reducir los niveles de tensión corporal y mental. Solamente recuerda que la manera de aprender a relajarte es practicando.

A medida que vayas teniendo práctica comprobarás que eres capaz de alcanzar un estado de relajación más profunda en menos tiempo.

En el Centro del Bienestar Integral te contamos con expertos que pueden apoyarte a eliminar las consecuencias indeseables del esterés ya sea con técnicas de relajación o con apoyo emocional y terapia craneo sacral.

Autor:

Autor:

Psicoterapeuta y terapeuta Craneo Sacaral

TE RECOMENDAMOS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.