cómo prevenir el sobrepeso y la obesidad

¿Cómo prevenir el sobrepeso y la obesidad?

El jueves 4 de marzo se celebra el Día Mundial de la Obesidad. Te decimos cómo prevenir el sobrepeso y la obesidad. 

Todos hemos escuchado hablar sobre los peligros de la obesidad, por esa razón celebro que se haya establecido el Día Mundial de la Obesidad.

Sobre todo porque pocos sabemos cómo prevenirla. Incluso aunque sospechamos que podemos tener unos kilitos de más, pocos acudimos a un médico para verificarlo o descartarlo. 

Mucho menos visitamos a un nutriólogo, por temor a que nos digan “que no podemos comer”, lo que ya sabemos que nos hace daño, pero que nos encanta.  ¿A quién le gusta que le “prohiban” cosas? 

Entiendo perfectamente lo difícil que resulta hacer frente a la realidad de que quizás estamos un poco pasados de peso. 

Por eso aquí te dejo algunos pasos y recomendaciones para que te empoderes y sepas cómo  prevenir la obesidad y el sobrepeso y, sobre todo,  aprendas a cuidar y amar a tu cuerpo. 

Cómo prevenir la obesidad y el sobrepeso
Photo by Andrea Piacquadio from Pexels

Diagnostico individual

El primer paso, el más importante, es saber dónde estamos parados con nuestro peso para tener claro si nuestra salud corre peligro. 

Según la OMS el método más eficiente para saber si estamos en nuestro peso o tenemos sobrepeso y obesidad es medir el Índice de Masa Corporal (IMC). 

Calcular el  IMC es muy sencillo y resulta de dividir nuestro peso en Kg entre el cuadrado de nuestra altura en metros. Por ejemplo: si yo peso 87 kg y mido 1.75 la fórmula sería 87/(1.75×1.75)= mi IMC es 28.04. 

En la generalidad se considera que si el IMC es mayor a 25 cuento con sobrepeso y si es mayor a 30 tengo un problema de obesidad.

Photo Tim Samuel Pexels

Sin engaños ni eufemismos

Pero ¿cuál es el verdadero problema de la obesidad y el sobrepeso si a mi siempre me enseñaron que no era gordo, sino era “fuertecito”?

El problema radica en que el sobrepeso y la obesidad nos predispone a enfermedades del corazón, la diabetes, apnea de sueño, cáncer, enfermedades gastrointestinales, etc. 

Y lo más grave es que es sumamente fácil pasar de ser gordita a ser obesa, y por lo tanto, desarrollar enfermedades crónico degenerativas.

Cómo prevenir el sobrepeso y la obesidad. Centro del Bienestar Integral.
Photo by cottonbro from Pexels

Cinco pasos para prevenir la obesidad y sobrepeso

La buena noticia es queel sobrepeso y la obesidad se pueden revertir pero también prevenir. 

A continuación dejo los cinco primeros pasos a implementar si quieres tener un peso más saludable.

1. Deja el estilo de vida sedentario. 

No se trata de correr un maratón, ni ser super fit, basta con que te muevas un poco más: sal a caminar, toma el sol, practica el senderismo, toma clases de baile por zoom, inscríbete al yoga virtual, busca un tutorial en youtube. 

Ahora que estamos en pandemia todo es virtual y se adapta fácilmente a nuestros tiempos en casa. Pero sobre todo disfruta el movimiento. 

2. Aumenta el consumo de verduras. 

Las verduras de hoja verde son igual a vida, nos aportan muchos nutrientes que nos ayudarán a desintoxicar nuestro sistema para poder eliminar así mejor la grasita que está acumulada. 

Las verduras de colores aportan todo tipo de vitaminas y minerales que nos harán lucir más radiantes y estar más satisfechos.

3. Súbele a la fruta. 

Come muchas frutas que sean bajas en azúcar como todas las bayas, los duraznos, toronjas, pera, etc. 

Las frutas nos aportan fibra que ayuda al sistema digestivo y al ser carbohidrato, nos brindan la «gasolina» para que el cuerpo funcione correctamente.

4. Toma más agua. 

El agua nos ayuda a realizar todos los procesos del organismo. Recuerda que nuestro cuerpo es 80% agua por lo que es vital beber suficiente agua todos los días. 

Existe una sencilla  forma de calcular cuánta agua necesitas tomar: divide  tu peso en Kg entre 30. Por ejemplo si yo peso 65 kg necesito beber 2.16 l al día.

5. Lleva un diario de emociones.

¿Ya te fijaste si cuando te sientes triste te da por comer de más? Algunos pacientes me han contado que cuando tienen un mal día se les antojan cosas dulces: chocolates o pan, y ¡a mí también!

El estrés es otra causante de que sintamos un gran impulso por comer.

Si  tu puedes hacer consciente la relación entre tus estados de ánimo y la comida va a ser más sencillo controlar los antojos.

Incorporar estos sencillos hábitos a nuestra vida, puede tomar tiempo e implica esfuerzo.

Te invito a que no te rindas. En el Centro del Bienestar Integral podemos guiarte y acompañarte en tu camino hacia el cuidado y amor por tu cuerpo.  

Por Lorena Botello (Health Coach)

Te recomendamos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.