Cubrebocas y sudadera con nanotecnología

Cubrebocas hecho con nanotecnología eliminan 99.9% de virus como el COVID-19

Estos cubrebocas elaborados con nanotecnología eliminan 99.9% del virus causante del COVID-19, son ligeros y económicos. ¡Conócelos!

Si bien a la mayoría de los mexicanos nos queda claro que el cubrebocas es una de las medidas más importantes de protección contra virus y bacterias, incluyendo el COVID-19, nadie puede negar que su uso es muy molesto y más en tiempo de calor.

Los lentes se nos empañan, no podemos respirar, nos producen alergia, etc. La situación es peor para deportistas y personas que, por su trabajo, deben usarlo por muchas horas.

Lo que pocos sabemos es que a pesar de nuestro esfuerzo e incomodidad los cubrebocas que utilizamos son todo menos seguros.

 Y es que a partir de que se volvió un artículo de necesidad básica, muchas empresas, incluso de ropa de moda, comenzaron a fabricarlos y venderlos.

Cubrebocas: ¿estética o eficacia?

Imagen de Denny Hell en Pixabay 

Los encontramos con diferentes diseños y colores, bordados, en diferentes tamaños y telas, pero la verdad es que la mayoría o ninguno de éstos cuenta con la calidad necesaria para protegernos eficazmente.

La alternativa a la fecha más segura son los cubrebocas como el KN95 que sí ofrecen protección, pero que por sus costos las personas los utilizan una y otra vez y éstos pierden efectividad.

“Algunos cubrebocas utilizan fluorocarbonos para que las telas sean repelentes, pero esta no puede matar a virus y bacterias.

«Además, su uso prolongado genera humedad y ésta es un imán para estos microorganismos”, nos comenta Armando Sánchez, especialista en ingeniería de desarrollo de productos.

Afortunadamente esta situación está por cambiar. En el Centro del Bienestar Integral, tuvimos el gusto y honor de  conocer y platicar con Armando Sánchez, quien desarrolló un cubrebocas muy efectivo y económico.

Él es fundador de Hindernis de México, SAPI de CV, firma con tecnología alemana especialista en desarrollo de textiles no tejidos para uso quirúrgico de máxima protección para la prevención de infecciones en hospitales.

Armando nos comentó que pronto sacará a la venta cubrebocas que no sólo nos protege de virus y bacterias, incluyendo el COVID-19. ¡Además los mata al contacto!

De la tragedia a la acción

Armando Sánchez Desarrollador e Investigador mexicano de cubrebocas con nanotecnología
Armando Sánchez desarrollador, empresario e investigador mexicano.

Fue una tragedia la que dirigió la carrera de Armando al desarrollo de productos con cualidades super especiales.

Hace más de 20 años su padre murió a consecuencia de una infección adquirida en un hospital.

Armando, quien ya trabajaba en la industria textil, decidió dirigir su talento y carrera a la fabricación de productos especializados con tecnología de última generación con un objetivo claro:

Proteger no sólo a pacientes de infecciones intrahospitalarias, también a médicos que conviven a diario con virus, bacterias y otros patógenos.

Para lograrlo implementó la nanotecnología para fabricar textiles no tejidos especiales para la elaboración de ropa quirúrgica y ahora cubrebocas con características sorprendentes y super efectivas:

Cualidades insuperables de los cubrebocas elaborados con nanotecnología:

1.            Ligereza

Su diseño es super ligero y microcerrado similar a la porosidad de la piel humana, por esa razón evita que la humedad se acumule y por ende la infección por virus y bacterias.

2.            Resistencia

Cuenta con tres capas de protección.

3.            Protección del 99.9%

En las nanopartículas que se incrustan en las fibras se pueden incluir agentes que, como el zinc, al contacto con los patógenos los matan.

Pero lo mejor de este desarrollo es que promete ser muy económico:

 “Menos de 5 pesos a la venta. Lo que evitará su reutilización por altos costos”, promete Armando Sánchez quien además ha sido reconocido por la World Manufacturing Industry.

Pero eso no es todo, si bien se trata de un producto desechable, para Armando Sánchez, es sumamente importante el cuidado del medio ambiente.

Por esa razón también agregó aceleradores de descomposición para que el impacto del cubrebocas sea mínimo para el medio ambiente.

Nanotecnología en cubrebocas y sudaderas

Sudadera y cubrebocas elaborado con nanotecnología. 99.9% eficaces.
Foto: Cortesía Armando Sánchez

Armando también ya está fabricando sudaderas con capucha, de tal forma que las personas puedan obtener mucha más protección, sobre todo si tienen que visitar hospitales o zonas de alto riesgo.

“Pueden ponerse su sudadera y capucha, luego su cubrebocas y estarán no sólo prácticamente aislados del virus, sino que, de entrar en contacto con el mismo, éste morirá”, asegura.

Promesa cumplida

“¿Por qué no lo sacamos antes? Porque no estaba terminado y mi ética me impide, por más que el mercado lo demande y pueda volverse un gran negocio, ofertar un producto que no cumpla con lo que promete”, puntualiza.

Además, este producto llegó para quedarse, pues el uso de cubrebocas, unido a los buenos hábitos de limpieza han reducido las infecciones gastrointestinales y respiratorias en toda la población.

De hecho, especialistas consideran que superada esta crisis sanitaria, todos estos hábitos y aditamentos deben permanecer para el cuidado de nuestra salud y prevención de enfermedades infecciosas.

“Me siento muy contento de haber desarrollado un producto capaz de evitar que más familias pierdan a hijos o padres por infecciones intrahospitalarias, y que hoy además nos protege de un virus letal para muchos. Fue una promesa que me hice y que estoy cumpliendo”, concluye Armando Sánchez.

En el Centro del Bienestar Integral nos encanta compartir con nuestro público y seguidores historias y desarrollos que nos inspiran y que coadyuvan al cuidado de nuestro bienestar general.  

Si quieres saber más sobre estos cubrebocas Armando Sánchez nos comparte su página para que lo contactes: https://armandosanchez.com.mx/.

Comunicóloga especialista en temas de salud. Premio Nacional de Periodismo en Salud 2004. Maestra en educación y terapia psicoanalítica.

Te recomendamos:

Dos síndromes de mujeres exitosas

El poder amoroso de los límites

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.