Mujeres exitosas

Dos síndromes de mujeres exitosas

En el Día Internacional de la Mujer te hablamos sobre dos síndromes de las mujeres exitosas y te decimos cómo combatirlos.  

Romper con años de machismo no ha sido nada sencillo y sigue siendo un gran reto. Recientemente AES Energy México (una de las más grandes compañías energéticas globales) nos invitó a su evento Agenda Género y Energía 2021, donde diversas mujeres exitosas, que trabajan en el sector energético hablaron de sus experiencias.

Cabe señalar que este sector, como muchos, ha sido dominado por los hombres desde su concepción, y las mujeres han tenido que abrirse paso poco a poco.

Explica Sandra Caballero, coordinadora general de la Red Mujeres en Energía Renovable y Eficiencia Energética, que la masculinización fue la primera vía para escalar y ser reconocidas.

Esta consistía en hacer todo lo posible por parecer hombres (vestirse y comportase como si lo fueran) con el objetivo de pasar desapercibidas y reducir las posibilidades de agresión o boicot.

Con el tiempo, la tendencia a la masculinización se ha reducido, sin embargo, todavía persisten síndromes con los que hay que lidiar:

Síndrome del impostor

Consiste en tener la sensación de que no te mereces el puesto o posición que ocupas.

“Piensas que en cualquier momento van a descubrir que no eres suficientemente buena y que exageraste en tu CV”, puntualiza Sandra Caballero.

Las mujeres nos esforzamos al 2000 por ciento, estudiamos, nos preparamos y ni así nos la creemos.

Síndrome de la tiara 

“Consiste en la falsa idea de que, si uno realiza muy bien su trabajo, pronto será descubierta y ascenderá de nivel”.

De hecho, esto muy pocas veces ocurre. La recomendación es dar a conocer nuestros logros, pues nosotras somos nuestras mejores o peores representantes o publicistas.

Mujeres exitosas 
síndrome de la tiara 
síndrome del impositor
Imagen de Flash Alexander en Pixabay 

Tips para mujeres exitosas

Para luchar contra ambos síndromes Sandra Caballero nos compartió dos remedios infalibles:

1.        Creérsela

Las mujeres no nos creemos el talento que tenemos e incluso cuando hablamos lo reflejamos a través de frases como: “No estoy segura, pero…”

Hoy más que nunca las mujeres tenemos que hablar con toda la seguridad e incluso se recomienda citar fuentes: “Cómo me enseñaron en Harvard, la UNAM, ”, o “Cómo lo indica el autor de…”, etc.

2.        Sororidad

Hermanarnos con las otras mujeres sin necesidad de ser amigas, sino con el objetivo de impulsarnos las unas a las otras.

“Por ejemplo, si en alguna junta una mujer opina y no se le toma en cuenta. Es importante que el resto de las mujeres soliciten se escuche y valide la opinión de su compañera”, afirma Sandra Caballero.

Podemos utilizar frases como: “Quisiera escuchar con más detalle lo que dijo mi compañera…”, “Me pareció muy interesante lo que dijo mi compañera…, quisiera que lo repitieras por favor”,etc.

Y por supuesto aquellas que lleguen a puestos de liderazgo o de poder, abrir las puertas a otras mujeres talentosas.

“Falta mucho por hacer. La perspectiva de género tiene que estar lo mismo en políticas públicas, que en empresariales, sociales y en el propio hogar”, apunta Sandra Caballero.

En tanto estas grandes luchas se cristalizan, las mujeres podemos seguir apoyándonos e invitando a más hombres unirse a la lucha por la equidad. 

En el Centro del Bienestar Integral te invitamos a que conmemoremos el Día Internacional de la Mujer, haciendo un recuento de tus talentos y cualidades, para que comiences a creer que eres parte de las mujeres exitosas y ayudes a otras a revalorarse.

Por Mariana Chávez Rodríguez

Psicoterapia psicoanalítica

Te recomandamos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.